Podemos rechaza su propia propuesta de eliminar la paga extra de verano ‘por franquista’

El terrible dictador, justo en el momento de inventarse la paga extra de verano a fin de asegurarse un buen recuerdo en la memoria colectiva de los funcionarios y las centrales sindicales, “que son muy suyos, Carmencita, que son muy suyos”.

Por 350 votos en contra y ninguno a favor, el Pleno extraordinario del Congreso de los Diputados, reunido ayer por videoconferencia desde donde quiera que estén disfrutando sus merecidos tres meses de vacaciones, ha rechazado la propuesta del Grupo Unidos Podemos de que todos los trabajadores públicos, incluidos los parlamentarios, renuncien a la paga extra de verano en aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

PUBLICIDAD

Tras un debate acalorado de apenas cuatro minutos en el que Podemos defendió “las odiosas connotaciones franquistas que tiene la paga extraordinaria de verano, creada por el dictador en 1947 para conmemorar el golpe de Estado del 18 de julio de 1936  que acabó con la democracia en España y trajo cuarenta años de progreso, bienestar, paz duradera, obras hidráulicas de envergadura, apartamentos en la costa, empleo, protección al trabajador, seguridad social, pensión de viudedad, orden, seguridad ciudadana horror y devastación”.

PUBLICIDAD

Las principales centrales sindicales han saludado los resultados de la votación asegurando que “una cosa es una cosa y otra cosa es una bien distinta”, además de concretar que “el camino es perseverar en la lucha contra el callejero franquista, ese enemigo implacable, y no hacernos trampas al solitario”.

Por su parte, el Club Liberal de los Jueves por la Tarde ha emitido un comunicado en el que alaba la propuesta de Podemos de eliminar la paga extra de verano y aboga también por quitar la de Navidad, “ya que en el fondo es un crédito que el trabajador le da al empresario a coste cero”, lo que ha sido respondido por las secciones económicas de CCOO y UGT con un “anda, no jodas“.

En este sentido, la dirección del Grupo de Unidos Podemos ha asegurado que a pesar de que ninguno de sus diputados votó a favor de eliminar la paga extra franquista, “no cejaremos hasta que el Congreso de los Diputados se llame Congreso de las Diputadas y de los Diputados, que es lo que nos demanda la gente”, antes de señalar que “la culpa de todo es de Intereconomía” y certificar que a pesar de las propuestas de Ciudadanos, seguirán dando “libertad a nuestros diputados y diputadas para que se duchen cuando quieran. Los microbios (y las microbios) también tienen sus derechos, salvo que se demuestre que son de derechas, en cuyo caso, frotaremos nuestras pieles con zotal hasta hacernos sangre”.

> Noticias francamente relacionadas: