Exigen que todos los diputados realicen visitas guiadas a la cárcel de Soto del Real

Reunión de trabajo del Grupo Parlamentario Socialista y del Grupo Popular en el Congreso. Al fondo, diputado andaluz de Podemos.

Según la propuesta remitida por el periódico satírico La Gallina Ilustrada al Congreso de los Diputados, la visita guiada al centro penitenciario Madrid-V de Soto del Real duraría 24 horas, e incluiría una simulación de ingreso, para lo que los diputados serían fichados, desnudados, inspeccionados analmente, desinfectados (en el caso de que fueran de Podemos o de alguna de sus confluencias) e ingresados con el resto de los presos. Comerían con cubiertos de plástico, colaborarían en la limpieza de un módulo echando bien de lejía sin perfume al cubo, saldrían al patio a confraternizar con miembros de bandas latinas, participarían en una riña tumultuaria con punzones fabricados a partir de huesos de pollo, jugarían un partido de futbito con el equipo de antidisturbios de la Policía Nacional, visitarían la enfermería donde recibirían una clase de “curación de heridas por desgarros, alivio de fístulas anales y reducción de huesos quebrados”, y luego serían encerrados en una cárcel junto a un pederasta, violador, parricida o similar, con tiempo libre para ver el programa de humor de Urdaci en 13TV en la celda. Las luces se apagarían a las 22.00 horas. Colutorio bucal, pomada para las irritaciones, oración, silencio y a la cama, dando por terminada la visita a las 08:00 de la mañana del día siguiente.

PUBLICIDAD

Como obsequio, a su salida, cada político recibiría, además, una foto personalizada llorando en la litera como recuerdo, además de un bote de vaselina perfumada con la cara sonriente de su compañero de celda.

PUBLICIDAD

Según los responsables de la iniciativa, “si conseguimos que se apruebe esta propuesta, estamos seguros de que podríamos eliminar la corrupción política en España en un 98 por ciento. El otro dos por ciento sería de políticos con cierta atracción morbosa por convertirse en la putilla carcelaria de un ñeta o de un latin king, que de todo tiene que haber en esta vida y nosotros respetamos todas las opciones sexuales”.

Los promotores de esta medida, que ya ha recogido medio millón de firmas en los primeros diez minutos, han añadido que “en el caso de los políticos nacionalistas catalanes, tendrían una actividad extraordinaria: ver a Jordi Pujol Ferrusola limpiar las pocetas de los baños de la prisión con un estropajo mientras por megafonía se escucha ‘El segadors’ versionado por los Gipsy Kings”.

En el caso de que la iniciativa fuera aprobada y tuviera éxito, en años posteriores se ampliaría a diputados regionales, concejales y miembros de diputaciones. Los senadores quedarían exentos, que total, para lo que sirven…

> Noticias relacionadas: