Temor en Cataluña ante el anuncio de Apple de que el iPhone 8 tendrá sensor de gilipolleces

PUBLICIDAD

La Secretaria General de la Presidència de la Generalitat de Cataluña ha remitido una carta a Tim Cook, consejero delegado de la empresa californiana Apple, en la que le muestra su “absoluta consternación democrática” ante el anuncio de la multinacional estadounidense de que el nuevo modelo de iPhone 8 que previsiblemente será lanzado el próximo mes de septiembre, contará con un sensor de gilipolleces (Bullshit Sensor) integrado en el sistema operativo, en concreto a través del asistente personal inteligente conocido como Siri.

PUBLICIDAD

En la carta, la Generalitat muestra su preocupación ante el hecho cierto de que “el lanzamiento de esta nueva tecnología coincidirá con los actos previstos para la desconexión democrática de Catalunya del Estado opresor Español el próximo mes de septiembre, por lo que esperamos del sentimiento democrático de Apple que demore en la medida de lo posible la instalación del Bullshit-Sensor para que no influya en el Procés Independentista Català así como en el ánimo de millones de catalanes, que bastante tienen con haber dejado que la Liga la gane el Madrid”.

En la misiva, la Generalitat advierte a la empresa con sede en Cupertino que “durante los últimos 40 años, hemos  gastado miles de millones en subvenciones a medios de comunicación hasta tejer un sólido estado de opinión mayoritario favorable a la independencia, por lo que nos veríamos obligados a demandar a Apple para conseguir una indemnización multimillonaria en caso de que el anunciado Bullshit-Sensor nos tirara por tierra todo el trabajo hecho, que ha sido mucho y muy notable, y hasta excepcional en ocasiones, como lo demuestra el hecho de que Gabriel Rufián sea diputado en Cortes y Jordi Évole sea un periodista con influencia”.

Fuentes cercanas a la Generalitat han reconocido a este periódico el envío de la carta y han asegurado que “no descartamos recomendar a todos los nacionalistas catalanes que boicoteen activamente los productos de la empresa de la manzana y compren móviles chinos, que a esos se les engaña mucho más fácilmente, que para eso, què collons, son chinos”.

Por su parte, el todavía entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez García, ha mostrado su satisfacción por el hecho de que su decisión de no seguir dirigiendo al primer equipo se adelante al lanzamiento del nuevo iPhone 8. “Mi vida de mierda hubiera sido mucho más penosa con el Bullshit-Sensor”, ha asegurado el asturiano canterano sportinguista, ex madridista y hoy catalán sentimental.

> Noticias relacionadas: