Muerte gana las elecciones del PSOE. Susto apenas llega al 40 por ciento

A la izquierda, Susto. A la derecha, Muerte. A la izquierda del todo, mirando al suelo, hay una mujer catatónica.

El dilema propuesto por el PSOE a su militancia de elegir entre Susto o Muerte como nuevo secretario general del partido fundado por (otro) Pablo Iglesias en 1879, se resolvió ayer, tras un mes de suspense y emoción, resultando vencedor Muerte con un 49,77 por ciento de los votos, casi diez puntos más que Susto, que consiguió un 40,2 por ciento.

PUBLICIDAD

A la hora de valorar el resultado, el nuevo secretario general del PSOE, Muerte, señaló que “es un resultado formidable que me permitirá hundir al socialismo por tercera vez, y espero que esta ya sea la definitiva, porque le tengo mucha manía al PSOE y he entrenado mucho”.

PUBLICIDAD

Por su parte, Susto ha señalado que “no me esperaba este resultado, sobre todo porque conseguí licenciarme en Derecho en apenas diez años y no he trabajado ni un minuto de mi vida, y creí que eso me daría un apoyo masivo de la militancia socialista, y no sólo de la andaluza”.

Fuentes cercanas al Palacio de La Moncloa consultadas por este periódico nos han asegurado que el presidente Rajoy ha tenido que ser asistido con oxígeno por los servicios de emergencia para poder sacarle del ataque de risa que le tenía incapacitado y al borde de un fallo respiratorio masivo. Las mismas fuentes aseguran que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha tumbado en la calzada para tratar de evitar el acceso de la ambulancia al recinto.

A esta hora, la ejecutivo del PSOE ha dado a conocer que había una tercera opción, (A Tomar Por Culo), de la que no teníamos referencia, que ha obtenido un irrisorio diez por ciento de los sufragios y un bono descuento para una operación de estética a fin de disimular en la medida de lo posible la cara de tonto que se le queda a uno cuando la militancia prefiere susto o muerte antes que a tomar por culo.

> Noticias Relacionadas: