Prisión sin fianza para el fiscal que osó pedir prisión para un Pujol

Imagen de San Oleguer Pujol i Ferrusola llegando a la Audiencia Nacional. Hay algo en esa fotografía que nos lleva a creer en su inocencia. Quizá sea su mirada dulce, su caminar recto, ese halo de santidad…

La Fiscalía General del Estado ha confirmado en una nota publicada hoy que el fiscal anticorrupción que el pasado jueves se atrevió “con total descaro a pedir prisión para un miembro de la familia Pujol, ha sido detenido y, tras ser puesto a disposición judicial, ha ingresado en una cárcel abandonada de la Guayana francesa, en régimen de prisión incondicional incomunicada sin posibilidad de juicio”.

PUBLICIDAD

“Habíamos pensado —prosigue la nota de la Fiscalía— en la posibilidad de hacerle al fiscal un reconocimiento psiquiátrico, por si se había vuelto loco, pero al final hemos decidido que lo mejor era encerrarle, echarle en la celda un saco de serpientes venenosas vivas por si le entra hambre, tirar la llave al mar y a otra cosa, mariposa”.

PUBLICIDAD

Según ha podido saber este periódico, las alarmas en el Gobierno saltaron cuando el juez leyó que la petición de prisión presentada por el fiscal sobre el presunto caso de corrupción de Oleguer Pujol Ferrusola (Barcelona, 1972), hijo menor de Jordi Pujol, ex presidente de la Generalitat de Cataluña, comenzaba con la frase “a tomar por culo todo ya”.

imagen de archivo del Honorable Jordi Pujol proporcionada por el Gobierno de Madrit

El Ejecutivo ha confirmado que “el juez siguió el protocolo de emergencia establecido hace ya tres años años en el caso de que algún fiscal solicitara prisión para algún miembro de la familia Pujol: pulsó el botón rojo de alarma que hemos instalado en cada uno de los despachos de la Audiencia Nacional que activa un servicio de aviso de urgencia para que una limousine venga a buscar al señor Pujol con un cubo frío con champagne y una fuente de plata con caviar y galletitas saladas”.

Fuentes cercanas a la Fiscalía aseguran que el fiscal anticorrupción no estaba pasando por su mejor momento personal (“es socio del Valencia, algo muy duro”), y eso pudo llevarle a cometer un acto tan depravado, antidemocrático, suicida y, lo que es terrible, anticatalán, como tratar de meter en la cárcel “a un ciudadano ejemplar como don Oleguer Pujol, que no ha hecho más que acrecentar su capital con métodos honorables con el fin de pagar cuanto más impuestos mejor para beneficio de la sociedad española en su conjunto y de su familia, incluido su señor padre, a quien Dios guarde muchos años, en particular”.

También hay algo en esta foto de la Sagrada Familia Pujol, pero nada, que no damos con ello. No tenemos el día…

En este sentido, y en un comunicado urgente remitido a los medios, el señor Pujol Ferrusola ha anunciado que ”por esta vez, no presentaré una demanda contra el Gobierno, aunque como me vuelvan a tocar los… se lo digo a mi padre y os matará a todos, hijos de…”. La respuesta del Gobierno central no se ha hecho esperar, y hace un par de segundos, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha pedido perdón haciendo un pucherito súper mono con esos mofletitos que tiene.