Quimi Portet podría no volver a pedir un café con leche ante la duda de qué leche es la que le han puesto

quimi-portet
Aquí, el músico en cuestión que se va a hartar de Nescafé para el resto de su vida.

Un comunicado remitido a los medios de comunicación por la Asociación Secreta de Camareros de España (V Asamblea) tras la polémica suscitada ayer después de que un músico catalán poco conocido (Quimi Portet, ex guitarrista de El Último de la Fila) denunciara en las redes sociales a un camarero gallego de un barco de bandera española en aguas españolas por no entender el catalán, ha advertido al artista de que “lo mismo no es buena idea la de que vuelva a pedir un café con leche en territorio español, que uno nunca sabe qué tipo de leche podrían ponerle, que la leche en España puede ser de muchas clases, entre las que destacan, a saber: la de vaca, la de oveja, la de soja, la que has mamado, la que te voy a dar, la que te vas a llevar, la de cerdo -dependiendo de si el camarero se ducha poco o tiene algún tipo de ETS-, la que nos da Mariana por la mañana, la materna, la paterna, la releche… así como variantes menos conocidas y más caras, pero no por ello imposibles, como la leche de toro, que se obtiene estimulando las vesículas seminales del animal con una sonda rectal eléctrica y recogiendo el liquido en una bolsa plástica de recolección que asegure su almacenaje y transporte en monodosis hasta las cafeterías en las que trabajan nuestros asociados”.

PUBLICIDAD

En el mismo comunicado, la ASCE (V Asamblea), que agrupa a unos 150.000 camareros españoles, ha pedido al señor Portet que considere la posibilidad de disculparse con el trabajador humillado ya que “tampoco descartamos la posibilidad de que alguno de nuestros asociados pudiera sufrir en el futuro un catarro muy fuerte de esos que cursan con tos expectorantes y flemas, aparte de mocos transparentes”.

PUBLICIDAD

Por último, la Asociación ha querido salir al paso de los rumores y ha asegurado que todos sus asociados cumplen con los estándares de calidad y se cortan las uñas con frecuencia, “aunque no nos hacemos responsables de que pudiera haber algún fallo en la cadena de custodia de los elementos de naturaleza córnea y que alguno pudiera acabar confundido entre el azúcar blanquilla o, si el camarero es el cerdo mencionado antes, entre el azúcar moreno que acompañe al café con leche de toro que le sea servido al señor Portet”.

A este respecto, fuentes próximas al artista catalán aseguran que ante este estado de cosas, lo mismo no se vuelve a pedir un café con leche en la vida, lo que ha sido contestado por un portavoz de la ASCE asegurando que “es lo más inteligente”, aunque añadiendo que “tampoco recomendamos que pida nada sólido y, sobre todo, pase lo que pase y tenga el hambre que tenga, nada de paté, pudin de pescado ni, por favor, helado de pistacho. Nunca helado de pistacho. Jamás helado de pistacho”.

>Noticias relacionadas: