“Éramos Pocos y Parió la Abuela En Comú”, nombre del nuevo partido de Ada Colau

ada_colau_pablo_iglesias_nuevo_partido_Gallina_Ilustrada
Lo que viene siendo que aquí hay temita

El nuevo partido de izquierdas proyectado por la alcaldesa de Barcelona y ex nada más, Ada Colau (Barcelona, 1974), y que viene a llenar el huevo, digo, hueco, existente en el izquierdopopulismo, apenas representado por 80 o 90.000 partidos de nueva formación, se llamará “Éramos Pocos y Parió la Abuela En Comú”, según ha sido inscrito en el Registro de Asociaciones Políticas del Ministerio del Interior, cuyo jefe de Negociado ha pedido la baja por estrés “después de pasar un año muy malo, con mucho trabajo”.

PUBLICIDAD

Varios catedráticos del Departamento de Ciencia Política y de la Administración III de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense consultados por este periódico han señalado que, “sin duda, es un nombre pegadizo, con ritmo, un nombre de la hostia, buah, o sea, muy de puta madre, revolucionario y tal, burp, y tal, snort, jjjjjachipuf, la polla de nombre, tron, muy cheto, muy en la línea de regeneración democrática tan demandada por la plurinacionalidad, ¿quieres una calada? Hostia, tío, tío, esta mierda es buena, tío, esta mierda es buena…”.

PUBLICIDAD

Para los impulsores del nuevo partido de Ada Colau, “se abre un nuevo espacio para un partido que impulse políticas sociales que se basan, mayormente, en que yo te esquilmo y luego me lo gasto en lo que me sale de los cojones, además de exigir, sin ambages, o mejor con ambages, que no sé lo que es, pero estamos siempre a favor de ‘con’, sobre todo si es dinero público, que digo que exigiremos un referéndum ilegal vinculante sobre la independencia de las naciones legendarias e históricas y hasta míticas que forman este Estado de mierda a la fuerza, pero sin decantarnos por una opción u otra. Nosotros, a lo neutral”.

En este sentido, varios expertos han señalado la sorpresa que, en su opinión, supone la presencia de partidos de izquierda liderados por tipos que no han dado un palo al agua en su vida y que se les llena la boca de que quieren hacer políticas sociales con dinero público -porque no es de nadie- y que exigen referendos ilegales. “Es algo muy nuevo”, ha añadido uno de los expertos mientras se llevaba las manos a los genitales y sacaba la lengua poniendo los ojos en blanco.

> Noticias relacionadas: