Tras 40 años peloteando a la izquierda, el Rey se pregunta qué ha podido fallar

Fuentes cercanas al Palacio de la Zarzuela, en concreto una en Moncloa, no muy lejos, con tres caños y dos chorros, han asegurado a este periódico que reina gran confusión en la Familia Real tras los recientes episodios de fervor republicano protagonizados por partidos de izquierda. Por lo que parece, ayer hubo en Palacio gritos y portazos al recibir la noticia de que en Barcelona habían decidido retirar todo signo de la monarquía, empezando por el de Su Majestad Don Juan Carlos (Que En Malta Esté) y siguiendo, hoy, por la retirada de un retrato de Su Majestad Don Felipe VI.

PUBLICIDAD

reyes_españa

PUBLICIDAD

Por lo que parece, en la Familia Real no se explican qué ha podido ir mal, “sobre todo cuando han ido tantas veces a cenar con Sabina, todos han buscado matrimonios morganáticos e incluso el entonces príncipe Felipe, en vez de casarse con una princesa sueca, que hubiera sido lo suyo, se desposó con una republicana agnóstica sindicalista de izquierdas divorciada y la convirtió en Reina de España, de las Dos Sicilias,de Jerusalén, de Portugal, de las Indias Orientales y Occidentales, de las Islas y Tierra Firme del Mar Oceáno y de un largo etcétera.

En este sentido, la misma fuente asegura que ayer se evacuó un gabinete urgente de crisis en el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, informó a Sus Majestades de que lo mismo lo que les pasa es que tienen un problema de comunicación. “Como noshotrosh, que también lo tenemosh, uno en concreto, shí, shí, shí, mire usted, uno y no otro, puesh shí”.

“¡Pero si siempre hemos sido muy campechanos y hemos estado cuarenta años dorándole la píldora a la izquierda! ”, parece ser que protestó uno de los miembros (2) de la Familia Real. A lo que se le respondió que “¡Ajá! Sí. Hmmm… La comunicación. Va a ser eso”.

Por lo que parece, al terminar la reunión, una de las infantas solicitó que se le leyera la fábula de la rana y el escorpión antes de irse a la cama, pero no fue atendida.