Jordi Évole entrevistará al lobo feroz que se comió a los siete cabritillos

Tras la polémica entrevista al etarra arrepentido Iñaki Rekarte, el presentador de ‘Salvados’, Jordi Évole (Cornellá de Llobregat, Barcelona, 1974) ha anunciado su disposición “a cruzar otra vez por el alambre… hostiaaaa, tú, qué guapo lo que acabo de decir, tío” y ser el primero que entreviste al lobo feroz que en el invierno de 1992 acabó con la vida de siete cabritillas y que hace unos meses salió de prisión.

PUBLICIDAD

Hostia, tío, tú, yo no quiero empatizar con el lobo, voy a ser supercuidadoso con esto, tú, pero creo que es una historia que merece la pena ser contada y si el lobo la cuenta en persona, hostia, tío, pues eso se merece un respeto, tú, ja, ja, ja,ja… ¿no,tú?”, ha declarado el conocido presentador de La Sexta.

PUBLICIDAD
jordi_evole_lobo_feroz_salvados_Gallina_Ilustrada
Retrato del depredador con lobo al lado

Las críticas no se han hecho esperar. Desde varias asociaciones de cría de ganado caprino se insiste en que entrevistar al lobo feroz es faltar al respeto a sus víctimas. Évole, a este respecto, ha manifestado que “Hostiaaaaaa, tú, pues a veces me planteo esas cosas, ¿y sabes lo que me digo?, hostia, que yo prefiero arriesgarme y pedir perdón a no pedir perd… ahivá, tú, que me he liao, hostia, tú, que la tenía apuntada la frase, que es que me salió en un envoltorio de un caramelo de esos tofes que se te pegan en los dientes, y me dije, hostia, qué guapa esta frase, me la guardo y un día, cuando esté entrevistando a Arturo Pérez-Reverte, que es un diez como persona, tú, la suelto; pero hostiaaaaa, se me olvidó ”.

Otra dura critica a la oportunidad de la entrevista ha llegado cuando se ha sabido que el lobo feroz ha aprovechado la entrevista para promocionar su  libro de memorias que acaba de salir bajo el título “Lo difícil no es cubrirse la pata con harina, ni comer muchos huevos, ni matar, no, lo difícil es perdonarse a uno mismo” (Ediciones Península). A este respecto, el presentador de ‘Salvados’ ha matizado que “Hostia, tú, a veces te preguntas, tío, tú, o sea, a ver, qué difícil, ¿no? Pero sin empatizar  ¿eh? Y te dices: hostia, tú, o sea, la gente se merece siempre una segunda oportunidad, ¿no? Hostia, sí. Incluso una tercera. O sea, tú, ¿qué habría hecho el Mahatma Gandhi? ¿Y José Ridruejo? Hostia, ¿Tomás y Valiente que habría hecho? Pues eso, tú”.

Por su parte, la madre de las siete difuntas cabritillas ha manifestado que “¡Anda ya va a ser eso lo difícil!”, para luego seguir triscando hierba en un prado cercano con la mirada cansada de una cabra ya mayor y de vuelta de todo.