Saca el tema de los cristianos decapitados y se carga una cena de amigos

Según varios testigos, la cena, a la que asistían dos parejas –una pareja de hecho y dos personas desparejadas invitadas a propósito para ver si se emparejaban-, transcurría con normalidad y risas hasta que entre el primer y el segundo plato, el varón de la pareja de hecho aprovechó un momento de silencio para sacar a colación el asunto de la decapitación de cristianos que está teniendo lugar en parte del mundo musulmán ante el silencio cómplice de Occidente, tal y como denunció Su Santidad el Papa Francisco durante la celebración del Via Crucis el pasado Viernes Santo.

PUBLICIDAD

Según los mismos testigos, el buen rollo que presidía la cena se esfumó en 0,45 segundos, a tan sólo dos centésimas del récord del mundo en propiedad desde 1987 de una cena de solteros en Saratoga Springs (Nueva York) que fue destruida en 0,43 segundos cuando una maestra de primaria sacó el tema de si la hiperactividad en niños de entre 5 y 8 años está asociada a un constructo social.

PUBLICIDAD

A pesar de los denodados intentos de la anfitriona de la cena, que se celebraba en la residencia de la pareja -ambos votantes socialistas recurrentes aunque desencantados- en el madrileño Barrio de las Letras, fue imposible recuperar el buen rollo ni sacando el tema comodín de si Podemos se ha deshinchado, o no.

La cena concluyó apenas pasadas las doce de la noche sin que ninguno de los invitados, aduciendo todos que tenían que madrugar, quisiera tomar un café descafeinado o un gin-tonic con especias importadas de la India que le confieren una especial frescura al combinado, momento en el que la señora de la casa se levantó, se disculpó, se fue corriendo por el pasillo y se tiró encima de la cama a llorar.

> Noticias relacionadas: