Entra en combustión espontánea al tratar de entender cómo funciona un warrant

José Manuel Rebolledo Chancho, un señor de Palencia de 59 años, aunque de ascendencia vallisoletana, falleció ayer incendiarse su cuerpo por combustión espontánea. El hecho ocurrió en su domicilio particular cuando el hombre trataba de comprender el funcionamiento del instrumento financiero derivado conocido como “warrant”.

PUBLICIDAD

Según declaraciones a La Gallina Ilustrada de su más que segura próxima viuda: “Yo le dije a Pepe que lo dejara, pero no me hacía caso. Venía al salón y me decía que comprendía lo que era el derecho de comprar un activo subyacente a un precio determinado en un fecha también determinada, pero no entendía por qué no había obligación o que pasaba cuando no se ejercía el warrant, sobre todo cuando este era un put warrant y no un call warrant. Decía que en realidad era el strike price o precio de ejercicio lo que le tenía más desorientado, pero que estaba a punto… Ay, Dios mío, ¡quién iba a decir que se le prendería la cabeza justo cuando ya distinguía entre el valor intrínseco y el valor temporal!”.

PUBLICIDAD

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso ya ha comunicado una alerta a las Comunidades Autónomas para que se advierta a la población de que se abstengan de leer prensa económica en las próximas semanas hasta que se encuentre una explicación. La respuesta de los consejeros de Sanidad de las autonomías ha sido: “¿Prensa qué?”. A lo que el ministro habría respondido: “Eh, uh, eeeeehhh”.