Escudo de La Gallina Ilustrada®

logo300gallinacolor2

Artículo 1º: El escudo de La Gallina Ilustrada ® es cuartelado y entado en punta.

En el primer cuartel, de rojo, un montón de alpiste de oro, piramidado y sazonado al gusto, con cartel al natural y letras de sable: “Alpiste”.

En el segundo, de plata, un gallus gallus rampante al natural y rojo y coronado de oro.

En el tercero, al natural, una ración de patatas fritas de menu gigante de hamburguesería en oro y rojo.

En el cuarto, de rojo, un huevo frito de plata y oro, con babas, a la mantequilla, sin puntillas y perfilado de sable.

Entado de plata, una huevera de sinople o verde y en lo alto un huevo de plata cocido, poco hecho, que hierva el agua, un padrenuestro y se saca.

Acompañado de dos columnas de plata sucia, con la base y capitel de oro y corona imperial a la diestra y real a la siniestra, rodeando las columnas una cinta de gules o rojo, cargada de letras de negro, en la diestra “Pitas” y en la siniestra “Pitas”, (del español “Pitas, Pitas, gallinitas”).

Al timbre, Corona Real cerrada, que es un círculo de oro engastado de bisutería de tienda de chinos, compuesta por ocho florones de hojas de acanto (sea lo que sea que sea), visible cinco (¡ah!), interpoladas de perlas y de cuyas hojas salen sendas diademas sumadas de perlas que convergen en una bolitas y encima una cruz de oro de primera comunión. La Corona, forrada, pero que muy forrada; forradísima… ¡de gules!, ¡forrada de gules! (eso queríamos decir y desde aquí saludamos a los encantadores miembros del Ministerio Fiscal, glups).

Artículo 2º: El escudo de La Gallina Ilustrada®, tal y como se describe en el artículo anterior, lleva escusón de azul, tres huevos recién puestos dos y uno, propio de la dinastía fundadora, los McFoster.

Artículo 3º: Casi tenante pero qué va, a la diestra, según se mira desde el escudo, hay un gallus gallus de la familia phaisanidae (una gallina) de plata y rojo, de mirar distraída y anteojos al natural con cuerdecillas de sable, sobre una pila de media docena de libros de viejo engastados en ciento treinta y tres hojas de acanto, de las cuales no se ve ninguna. Acompañada a su diestra de cuatro libros de encuadernación antigua y a la siniestra de otros tres en brochante sobre el tercer cuartel.

Artículo 4º: Sobre el conjunto, de letras en negro sobre blanco, se lee el lema: “Jamás las mentiras contaron tantas verdades” que informa de todo lo que es, y no se le puede pedir que sea otra cosa que no es, porque entonces no sería sino otra cosa que no puede ser, con lo que no sería, o siendo, no sería lo que ha sido y lo que es, que ya es, y quizá sea, aunque eso quién lo sabe, yo no, La Gallina Ilustrada ®.