Errejón, contrario a la propuesta de Pablo Iglesias de matar a Errejón

Pablo: ¡Dios santo, Íñigo, aquí huele a muerto! / Íñigo: Te juro que yo no he sido / Pablo: Lo serás, Íñigo, lo serás.

La cuarta propuesta presentada hoy por el sector oficialista de Podemos para su debate y aprobación en la II Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos, y que lleva por título: “Propuesta para que el secretario general del partido pueda disponer, a su voluntad, de la vida de Íñigo Errejón y de la de cualquiera de sus secuaces mencheviques, golpeándole(s) con un piolet en la cabeza las veces que sean necesarias hasta garantizar el óbito y posterior putrefacción”, ha sido recibida con cierto recelo por los partidarios de Errejón.

PUBLICIDAD

Cargos públicos e internos de Podemos, afines al (todavía) secretario político de la formación morada, han reclamado un debate previo sobre la propuesta de Pablo Iglesias, “a fin de garantizar que haya una dinámica integradora en la que convivan ambos modelos”, lo que ha sido respondido de inmediato por los partidarios de Iglesias con un “mira que sois cursis los jodidos errejonistas”, lo que ha provocado lamentos lánguidos entre seguidores de Errejón, que han procedido a hacerse bichos-bola y se han puesto a rumiar un trozo de tofu.

PUBLICIDAD

Como saben todos nuestros lectores, la II Asamblea Ciudadana Estatal  de Podemos se celebrará del 10 al 12 de febrero en la madrileña plaza de toros de Vistalegre, a continuación de la cual se celebrará un funeral corpore insepulto en la parroquia del padre Ángel en memoria del alma (si la tuviere o tuviese) de Íñigo Errejón Galván (Madrid, 1983 – Vistalegre, 2017), procediendo después a la ingesta de un nutritivo chocolate con picatostes en un comedor social.

El entierro se celebrará en la más estricta intimidad.

La familia ya ha anunciado que no recibirá.